Cuidados de la mama y del pezón

Usar un sostén cómodo de acuerdo al aumento de volumen de la mama.
Usar la crema que se usa en el cuerpo para lubricar e hidratar la piel.
En pacientes con piel delgada y poco pigmentada usar luz solar o artificial, en el último mes de embarazo, dos veces al día.
Al exponer el pecho a la luz artificial se requiere una lámpara con ampolleta de 70 watts o más a 30 centímetros de distancia, durante cinco minutos.

Durante el período de lactancia:

Aseo diario a través de la ducha.
Aplicación de calostro o leche en el pezón después de la succión.
Usar una técnica de lactancia adecuada con énfasis en el acoplamiento de la boca del niño con el pezón y la areola del pecho materno.
Vaciar regular y frecuentemente los pechos.